Press "Enter" to skip to content

¡Tengo diabetes gestacional! ¡Y un niño enorme!

Si has leído el post del #luneslunero o me sigues en twitter, puede que ya sepas que el lunes me hice la prueba de la curva larga de glucemia para ver si tenía diabetes gestacional.

En el segundo trimestre ya había tenido que hacerla al salirme el test de O’Sullivan alterado. Esa vez solo me salió un valor alto, lo que significaba que no era diabética pero que no toleraba la glucosa del todo bien.

Últimamente yo ya me imaginaba que algo no iba demasiado bien, ya que al levantarme por las mañanas estaba llena de energía pero era desayunar y que me entrase un sopor que me dormía donde me pillara. Así que me presté a hacerme la prueba en el tercer trimestre.

Ayer me llegaron los resultados y pude ver como tenía dos valores alterados. Yo ya sabía que esto significaba que sí que tenía diabetes gestacional. Sin embargo no quería comentar nada hasta tener visita con mi doctor, ya que él me tenía que dar los detalles.

Hoy me ha confirmado el diagnóstico y me ha explicado los pasos a seguir. Mañana me visitaré con un endocrino y tendré que irme controlando el azúcar antes y después de las comidas para ir adaptando la dieta a las reacciones de mi organismo.

Glucómetro - Pixabay
Glucómetro – Imagen dePixabay

También ha quitado hierro al asunto diciendo que al ser en el tercer trimestre y solo tener dos valores alterados, estaríamos hablando de una diabetes suave, que hay que controlar, pero que no es de los peores casos.

Yo me agarro a eso, porque de ser posible hay que ser optimista y no es lo mismo estar todo el embarazo pesando todo lo que comes que tener que hacerlo solo las 7 últimas semanas (mañana entro en la semana 33).

Pero la sorpresa ha venido al hacerme la ecografía. El niño es más grande de lo normal, pesa ya 2,5 kilos, cuando debería pesar menos de 2. Hay que tener en cuenta que su padre pesó 4 kilos al nacer (Papá Pingu es un gran hombre en todos los sentidos). Yo fui algo más normalita pero siempre he tendido a engordar.

Así que irán controlando la evolución del bebé ya que si la cosa se pone seria y llega a pesar demasiado me plantearán otras opciones para el parto. Bien adelantarlo o bien realizar cesárea.

Pero no quiero pensar mucho en ello ya que es algo que dependerá de como evolucione Pingüinito. También puede ser que haya hecho un crecimiento acelerado y que luego se estanque.

¡Yo solo quiero que termine ya todo esto y tenerlo ya en mis brazos! Y que le dé alguna patada al estómago a su padre, que si los hombres quieren igualdad de condiciones, ¡hay que concedérsela!

Entradas relacionadas:

9 Comentarios

  1. Vaya maja!! Mucho ánimo!!! siempre había oído que cuando te da diabetes gestacional los niños cogen mucho peso, por eso te ponen a dieta.

    Mucho ánimo!!! ya no queda nada!!! Antes de que te des cuenta tienes a tu “gran” pingüinito encima!!

    Mil besos

    • ¡Gracias por los ánimos guapa! Que ganas tengo de terminar ya con esto y tenerlo encima 😉

      ¡Besotes! 😘😘😘

  2. A veces se puede parir igualmente, sé de mujeres que han parido ha sus bebés con cuatro y cinco kilos pero claro no sé nada de este tema, habría que informarse bien antes.

    Aún así es posible que no engorde mucho más si cambias la alimentación y sigues los pasos, nunca hay que alarmarse. Y pase lo que pase, todo irá bien. Mucho ánimo, un abrazo

    • ¡Muchas gracias guapa! De momento lo que me han dicho es que se irán barajando las distintas opciones según vayan viendo en los controles. Yo de momento me estoy controlando la glucosa en sangre y voy teniendo niveles normales 🙂
      Ojalá sea como tu dices y todo vaya rodado. Gracias por los ánimos, ¡un besote!

  3. Me molesta que se nos asusté con el peso del feto… A mi también me dijeron que venía grande, que iba a ser necesaria la cesárea y que tenía la cabeza muy grande, que era también motivo de cesárea. Mi hijo pesó 3,5 kilos que es un peso normal y su cabeza era normalita. La cesárea tuvo lugar pero por otras razones, fue de emergencia después de 25 horas de intento de parto natural. A otra amiga la asustaron con que su bebé pesaba poco y perdía peso. Su bebé nació super sano y mi amiga es pequeñita, lo cual significa que es normal que su bebé fuera pequeñito, la naturaleza es sabia y su cuerpo habría tenido problemas si el bebé fuera más grande. Yo no creo que puedan medir el peso de los fetos, no me fío de eso, conozco más casos en los que se equivocaron que en los que tuvieron razón. Relájate y confía, que para los nervios de los imprevistos hay tiempo. Un beso!!

  4. ¡Gracias bonita! Yo creo que nos asustan por cualquier cosa. Yo por ejemplo he cogido mucho peso en el embarazo y como se me han sumado los quilos por dejar de fumar (justo tuve que dejar la dieta por el embarazo) pues venga a ponerse pesados con el peso, y es algo que bueno, ya me gustaría a mi no haber cogido tantos quilos, pero el niño estaba perfecto y eso es lo que importa. Ya tendré tiempo de adelgazar cuando no tenga que alimentar a otro ser dentro de mí.

    Me quedo más tranquila cuando dices que hay bastantes fallos en el cálculo del peso, no me extrañaría que al estar yo gorda inconscientemente le vean más peso cuando lo miran… En todo caso mi actitud es positiva, como tu dices siempre hay tiempo de que asustarse si se da el caso de alguna complicación.

    Siento mucho que tu parto se complicara, lo debiste pasar fatal esas 25 horas y las que siguieron… Por suerte hoy lo puedes contar con la tranquilidad de tener a tu niño contigo.

    Es un placer que pases por aquí a comentar 🙂

    ¡Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *