Press "Enter" to skip to content

Tapón mucoso en el embarazo

Cuando estamos al final del embarazo llegamos a la etapa en la que nos preguntamos qué pasa con el tapón mucoso, ¿va a salir ya o qué? Yo estaba impaciente por expulsarlo y cada vez que iba al baño examinaba exhaustivamente el papel higiénico.

Cuando por fin salió lo primero que hice fue tuitearlo, me sentía como la primera vez que me vino la regla, había cambiado de estado: ya no era una mujer preñada, era una mujer a punto de parir.

¿Qué es el tapón mucoso en el embarazo?

El tapón mucoso es simplemente moco cervical, un material gelatinoso que sirve para sellar el cuello del útero y evitar infecciones que puedan llegar a afectar a nuestro bebé. Se forma con células que se desprenden de nuestro cuello uterino.

¿Cuándo se forma el tapón mucoso?

Se forma al principio del embarazo, es decir que lo tenías ahí todo el tiempo, pero probablemente no hayas reparado en él hasta que te han dicho que tienes que expulsarlo.

imagenes del tapon mucoso embarazo
El tapón mucoso marca el final del embarazo

Características del tapón mucoso

Hacia el final del embarazo suelen asaltar muchas dudas sobre cómo es realmente el tapón mucoso, de qué color es, que textura tiene, vamos, qué aspecto tiene en general. Yo tenía la misma duda y la verdad es que si haces una búsqueda en google te pueden salir todo tipo de imágenes.

Se ve que la gente hace fotos del tapón mucoso una vez sale. Qué pena que yo lo tiré al inodoro, sino también la colgaría.

Puede ser transparente, puede ser blanco, puede tener hilillos de sangre, que le daría un tono más rosado o marrón.

La textura sería como la de una clara de huevo, quizá un poco más gelatinosa.

Como diferenciar entre tapón mucoso y flujo

Muchas veces surge la duda al ir al baño y notar alguna pérdida sin identificar. ¿Es flujo o es tapón mucoso? A mí me pasaba constantemente, pero la verdad es que cuando sacas el tapón sí te das cuenta al momento de que eso no es flujo, a no ser que lo vayas sacando muy poco a poco, en ese caso sí se puede confundir.

En mi caso la diferencia estaba clara: era algo muy grumoso y el flujo suele ser más líquido. Eso era un pegote de moco.

Otra diferencia es el olor. El tapón mucoso no desprende ningún tipo de olor, sin embargo el flujo sí que puede tener un olor característico. Cada mujer conoce más o menos como es el olor de su flujo, y si varía ya nos solemos preocupar de ir al médico por si hay alguna cosa que tratar.

Sigue tu instinto, y sobretodo no veas cosas donde no las hay. A veces el deseo de que salga el tapón mucoso es tan fuerte que nos hace pensar que ya lo hemos expulsado cuando en realidad no es así.

tapon mucoso sin embarazo
El tapón mucoso puede asemejarse a una clara de huevo

Expulsión del tapón mucoso y parto

Esta es la madre de todas las cuestiones. Y si estás leyendo esto muy probablemente es porque se va acercando el día del parto y quieres estar alerta a todos los signos de que éste vaya a ocurrir. Te da miedo ir al hospital antes de tiempo, te da miedo tardar demasiado en llegar, te da miedo no leer bien las señales de tu cuerpo… Hasta te coge el repentino miedo a la maternidad.

Todas las madres hemos pasado por esto y si hay algo que te pueda decir es: calma. Lo más probable es que salga todo rodado y si no es así, anticiparse a lo que pueda salir mal tampoco te va a ayudar demasiado. Piensa en que pronto vas a ver su carita y esta vez no va a ser por una ecografía. Va a ser una nueva etapa, dura en algunos aspectos, pero que te va a descubrir nuevas maneras de amar.

Entre la pérdida del tapón mucoso y el parto puede pasar algún tiempo. Es cierto que marca el final del embarazo y el principio de la preparación del cuerpo al parto, sin embargo aún pueden pasar algunos días, incluso (para tu desesperación) semanas antes de empezar con el trabajo de parto.

A veces no se expulsa entero, yo creí haberlo expulsado todo y el día anterior al parto volví a expulsar tapón. En mi caso fue en dos tandas, pero hay personas que lo van soltando paulatinamente.

Sobre la semana 39 de media ya se ha perdido el tapón mucoso o estamos a punto de expulsarlo. Y si no es así, no te preocupes, puede ser que haya ocurrido sin que te hayas dado cuenta o que vaya a ocurrir cuando estés en plena dilatación en el hospital o en tu casa, si es que has decidido otro tipo de parto.

En el primer embarazo se tarda más en parir después de la expulsión del tapón mucoso, sin embargo en el segundo embarazo y posteriores este tiempo se acorta.

expulsion tapon mucoso segundo embarazo
La expulsión del tapón mucoso puede ocurrir hasta semanas antes del parto

¿Qué hacer cuando expulsas el tapón mucoso?

Si has expulsado el tapón mucoso no tienes por qué salir corriendo al hospital. Ante todo, calma. Disfruta el momento, piensa en los cambios que están habiendo en tu cuerpo.

Tu cuerpo ya ha empezado a trabajar para el parto, sin embargo el proceso puede ser muy lento y las fases no llegan en el mismo momento a todas las mujeres.

Es el momento de estar muy atenta a otras señales, que pueden ser: la rotura de la bolsa, sangrado (no la sangre contenida dentro del tapón, esa no indica nada), contracciones regulares que van subiendo de intensidad… En ese caso sí que es recomendable ir al hospital, en el caso de sangrado con toda la rapidez posible. Si no, con toda la calma que puedas tener en este momento tan importante para ti y para tu familia.

Y sobre todo, si estás leyendo esto porque estás a punto de expulsar el tapón mucoso o lo has hecho ya, mi más sincera enhorabuena por la nueva etapa vital que estás a punto de iniciar.

¿Y tú? ¿Cuál ha sido tu experiencia con la expulsión del tapón mucoso? ¿También estabas de los nervios como yo? Dímelo en un comentario, me harás muy feliz 🙂

Entradas relacionadas:

9 Comentarios

  1. Mamá pingüino Mamá pingüino

    Yo lo estuve expulsando poco a poco desde la semana 37 de embarazo más o menos. Y llego un día en que salió mucho más. Debió ser el resto que quedaba. La matrona me dijo eso, que podía ser cuestión de horas, días o incluso semanas. Que no se sabía.

    • La verdad es que ahora así contado suena tan normal pero cuando te ves en ese momento no mola nada la incertidumbre de no saber cuanto faltará. Es algo que nuestro cuerpo podría gestionar mejor, ¿no?

      ¡Un pingüiabrazo!

  2. Natalia Natalia

    Yo lo empecé a expulsar acabando la semana 35. Nadie de mi entorno lo había expulsado, así que pasado el fin de semana llamé al ginecólogo, que me visitó y me dijo que aún podía tardar días. Esa misma noche rompí aguas. Era primeriza y en tres horas estaba dilatada de 7cm, no todas vamos más lentas.
    Ánimo y paciencia, que el cuerpo sabe mucho!

    • ¡Qué curioso! Tu caso además es especial porque tu mismo ginecólogo no pudo ni preveer que el parto era ya inminente, te tuvo que dejar descolocada este hecho.

      ¡Muchas gracias por comentar!

  3. Mi meta, tu salud. Carolina Mi meta, tu salud. Carolina

    ¡Hola!
    Yo la verdad es que no he sido madre, así que eso del tapón mucoso (aunque sabía lo que era) no lo he vivido en primera persona. Pero vamos, creo que toda información es poca si lo comparas si lo vives en primera persona. Es decir, tengo a una amiga, que iba hiperinformada sobre todos los temas del embarazo (ttapón mucoso incluido, es lo que tiene ser madre primeriza) y aún recuerdo cuando me llamó asustada diciendo que había expulsado un a especie de masa gelatinosa con hilillos de sangre y que estaba acojonada jajajaja Bueno la verdad es que me avisó para decirme que la peque estaba en camino, pero me comentó lo del tapón mucoso tan hipermega escandalizada, que es algo que recuerdo perfectamente.
    Por otro lado cuando mi hermana me lo comentó, me lo dijo la mar de tranquila. Es lo que he dicho, cada cual lo vive de un modo u otro.
    Pero bueno, cuando me llegue el día, o eso espero, tu información y el hecho de que nos hayas narrado tu experiencia tan detalladamente, va a ser un plus. Fijo que a muchas madres primerizas les va de perlas este post.
    Besotes

    • Muy curioso lo que cuentas, y es verdad que cada una se lo toma de una manera… jajajaja

      Estoy segura de que cuando te llegue el momento lo harás genial 🙂

      ¡Un besote!

  4. Asugrin Asugrin

    Que momentos más bonitos,yo hace 20 meses que pase por estos momentos de incertidumbre y los recuerdo con nostalgia.yo he de decir que hacía como tú , inspeccionar el papel cada vez que iba al baño,pero lo debí de echar poco a poco porque nunca lo vi🤔

  5. Hola!
    Suelo leer este tipo de contenidos para instruirme porque no se nada de nada sobre embarazos a tal punto que gracias a tu post me entero que existe este tapón mucoso. Sigue compartiendo este tipo de contenido porque ayudas mucho no solo a las madres sino que a todas las que algun día queremos ser mamás y no tenemos idea de nada.
    Un beso!

  6. Muy interesante el artículo, sobre todo porque está contado por una mamá. A veces la información sobre estos temas te llega de manera muy aséptica a través de la matrona o el ginecólogo. Tu la has expuesto de forma muy cercana, y eso cuando estás esperando te tranquiliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *