Press "Enter" to skip to content

Mes: noviembre 2016

Mi compra de Black Friday en la tienda de Mibebeyyo (Bebitus)

Este es mi pedazo de pedido
Este es mi pedazo de pedido

Una de las cosas que tiene ir mal de dinero es que hay que aprovechar bien las ofertas. Así que ni corta ni perezosa, en Black Friday quemé la tarjeta (y nos quedamos tiesos) para preparar lo que debería ser la canastilla para el hospital y algunas cositas que usaría tras la maternidad. Sé que es algo pronto (semana 24) pero como he dicho antes, no hay que dejar pasar una buena oferta pues no vamos precisamente sobrados.

Consecuencias de la curva larga de glucemia

Como lo prometido es deuda, voy a relatar lo que sucedió tras someterme a la prueba de curva larga de glucemia. En general fue un proceso tortuoso que me tuvo muy mareada, especialmente las dos primeras horas. Aproveché para dar alguna cabezada y leer un rato (esta vez sí que pude) y cuando finalmente todo terminó (aún tengo un hematoma de recuerdo) tenía unas ganas locas de volver a casa.

Test de O’Sullivan y la curva larga de glucosa

Uno de los momentos del embarazo en los que todo se puede tambalear es cuando te mandan hacer el análisis del segundo trimestre unido al famoso test de O’Sullivan. Se trata de tomar un mejunje azucarado que suele revolver el estómago (depende de la sensibilidad de cada una) y comparar los niveles de glucosa en sangre antes y después de que esa potingue te altere por completo (tiene que pasar una hora después de tomarte tal brebaje).

Yo tengo las venas finitas y escondidas, por lo que pincharme puede ser una tortura (más por lo que suda la enfermera que por mí, ya que en comparación con otros dolores soporto bastante bien los pinchazos fallidos). Por suerte, mi pinchadora profesional tenía mucha sensibilidad y directamente extrajo mi sangre con aguja infantil directamente en el dorso de mi mano.